Las sentencias del poder judicial dejarán de ser secreto, y pone fin a la opacidad tras 190 años.

Compartir en redes:

SemMéxico, Cd. de México, 19 de agosto, 2021.- Conocer el sentido y contenido de una sentencia judicial es un derecho humano y un asunto de interés público, que había permanecido en la opacidad  durante 190 años, dando lugar a la discriminación y a múltiples sesgos de género.

Por ello es trascendente que este miércoles, por fin, entró en vigor la obligación  para el poder judicial del país, en tres niveles de gobierno, de publicar todas las sentencias y hacerlas asequibles a todas las personas, según difundió y aplaudió  el grupo Equis Justicia para las Mujeres.

Aseguró que ello facilitará el   seguimiento a su cumplimiento o modificación, así como que las y los afectados conozcan esas sentencias. El Grupo destacó que lo asumieron ya  20 entidades del país.

Sostiene en una publicación sustanciada que a un año de haber logrado que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública LGTAIP, hoy  Equis Justicia para las Mujeres  destacó  el trabajo colectivo de organizaciones y redes de la sociedad civil, ya que se trata de un  cambio  positivo, y da vigencia a la transparencia, fondo y origen del derecho a la información.

Explica que “Ya es ley, pero seguiremos luchando para que sea una realidad para todas y todos” se lee en sus redes sociales. Considera que con la publicación en el Diario Oficial de la Federación esto es  una realidad.

Advierten que sólo 20 estados  tienen incorporados los  lineamientos para la publicación de sentencias cuando “a estas alturas” todos los poderes judiciales del país deberían garantizar y  hacer públicas las sentencias judiciales.

Señalan que este es un logro, apenas el primer paso para la transparencia judicial y una conquista feminista para avanzar hacia un sistema de justicia confiable con acceso a la información en el que se promueva la igualdad y no haya discriminación.

Señalan también que es un hito porque rompe con 190 años de opacidad judicial en México y obliga a los poderes judiciales al hacer públicas las sentencias, hace posible su consulta, cosas que hasta ahora permanecía en la opacidad.

Equis Justicia para las mujeres,  informa que el plazo previsto  en la reforma de la LGTAIP  se cumplió y  no existe “puerta para la opacidad judicial”.

Aseguró que a partir de hoy  se compromete a vigilar junto con los órganos garantes de transparencia a nivel local el cumplimiento de la Ley y el Fallo de la Corte pues precisan que todas las sentencias son de interés público y advierten que aquellas leyes locales que no lo garantice pueden ser declaradas anticonstitucionales.

La Iniciativa de éste ordenamiento  fue producto  del colectivo “Lo justo es que sepas” con impulso de Equis al que se suma después “La Red por la Justicia”. Recuerdan que en abril del 2018 presentaron  un juicio de amparo en contra de todos los jueces y magistrados del estado de Zacatecas por no hacer públicas sus sentencias durante dos años.

También  que en julio del 2018 el Comité para la eliminación de la discriminación contra las mujeres CEDAW de la ONU por primera vez emitió una recomendación al Estado Mexicano para asegurar  que las y los jueces que discriminan a las mujeres rindan cuentas.

En agosto de 2018  se lanzó  la campaña “Haz lo Justo” con testimonios que pusieron en evidencia a juezas y jueces que discriminan y violan los derechos humanos.

En marzo del 2019 el colectivo presentó ante el Congreso de la Unión la iniciativa para reformar la Ley General de Transparencia, de modo  que los 32 poderes judiciales del país publicaran  todas sus sentencias.

En febrero 2020 la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajo el amparo presentado por el Colectivo desde  2018, considerándolo como  un tema de relevancia nacional, y recuerdan que  el colectivo advirtió que la Ley General de Transparencia, tal como estaba,  violaba el derecho humano de acceso a la información al limitar la publicidad de todas las sentencias.

En marzo del 2020 el Consejo de la Judicatura Federal ordenó a su Unidad de Transparencia a publicar todas las sentencias de las y los jueces y magistrados federales.

En julio 2020 se aprobó en sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados la iniciativa del colectivo “lo justo es que sepas” para que se lograra la publicación de las  sentencias judiciales y así garantizar el acceso a la información, se trataba de conseguir  lo que los colectivos llamaron  una justicia confiable.

La publicación de las modificaciones a la Ley  en el Diario Oficial de la Federación la transparencia del final de los procesos judiciales, ya es una realidad.

Impulsar nuevos paradigmas en la forma de pensar las justicias, Fátima Gamboa

Fátima Gamboa, codirectora de Equis Justicia explica que es importante conocer las sentencias porque es conocer nuestros derechos. La publicidad de las sentencias facilita que las mujeres, colectivos y grupos históricamente discriminados tengan conocimiento del acceso a la justicia y garantía de los derechos.

También para constatar si tenemos una justicia basada en prejuicios o en derechos humanos, y para combatir la corrupción en juezas y jueces.

Para fortalecer la independencia judicial y mejorar el proceso de capacitación judicial

La abogada Fátima Gamboa en un artículo dado a la publicidad señala que a partir de la segunda semana de agosto 2021 todas las legislaciones de los estados deben cumplir con esa  obligación y los poderes judiciales deben tener a disposición de la ciudadanía las  sentencias para su consulta.

Precisa que la publicidad de las sentencias abre paso a la posibilidad de impulsar nuevos paradigmas en la forma de pensar las justicias, cuestionar las estructuras, funcionamiento y prácticas judiciales.

La información judicial abierta permite que la sociedad civil tenga la posibilidad de analizar, criticar, denunciar y proponer soluciones innovadoras e incluyentes que respondan a las diferentes expectativas de justicias de distintas poblaciones.

Explica que la reforma era necesaria desde el 2015 ya que la LGTAIP únicamente obligaba a los poderes judiciales a publicar aquellas sentencias que eran de interés público, entonces  sólo Durango se cumplía con esta obligación, mientras en otros estados no se publicaba ni una sola sentencia en dos años como fue el caso de Zacatecas.

Detalla que el concepto de interés púbico es tan general y subjetivo que permitía que los propios poderes judiciales decidieran de manera arbitraria que sentencias publicar y cuáles no.

La abogada Fátima Gamboa asegura que “la justicia es un bien público y social, y, por lo tanto, lo que le pasa a una persona en tribunales nos pasa a todas. La opacidad y las fallas en la impartición de justicia generan injusticias individuales y colectivas, discriminaciones e impunidad”.

*Información de SemMéxico con fines de divulgación.