Agreden a doce periodistas en el estado de México

Foto tmada de Twitter
Compartir en redes:

 

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2020.- La madrugada del 11 de septiembre, doce periodistas fueron violentadas por policías municipales de Atizapán, durante la cobertura de las acciones de protesta del colectivo feminista.

Las periodistas se encontraban fuera de las instalaciones del Centro de Justicia del municipio de Atizapán de Zaragoza, cubriendo la detención de las mujeres que fueron arrestadas horas antes, durante la manifestación y toma pacifica que hicieron  de las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), en Ecatepec.

De acuerdo con información de medios informativos, alrededor de las 2:30 y 3:00 horas, elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México impidieron el acceso al colectivo feminista, a familiares y a medios de comunicación al Centro de Justicia, donde se encontraban las mujeres detenidas, mediante el uso de gas de extintor, así como la fuerza mayor, el amedrentamiento y amenazas.

Foto tomada de Twitter

Bajo este contexto y de acuerdo a la organización no gubernamental Comunicación e Información de la Mujer A.C (CIMAC),  doce mujeres profesionales de la comunicación fueron agredidas físicamente, intimidadas con arma de fuego, despojadas de sus pertenecías personales como celulares, así como de sus herramientas de trabajo, amenazadas y además el daño de las ventanas de los vehículos de las integrantes de la organización Frontline Freelance México, a pesar de que las periodistas se identificaron plenamente.

Por lo anterior, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), condena y ostenta su repudio del abuso de autoridad en contra de las compañeras periodistas.

De igual forma manifiesta que, este tipo de prácticas viola totalmente el derecho a la libertad de expresión, así como al acceso a la información.

Además sus acciones contribuyen a generar un contexto de violencia e impunidad contra el gremio periodístico, como lo señala la Comisión Nacional de los Derechos de los Humanos (CNDH).

Así mismo, exigimos a las autoridades correspondientes, investigar los sucesos de abuso de autoridad e identificar a los responsables y sancionarlos.