Colombia: denuncian represión policial a periodistas en medio de protestas masivas

Compartir en redes:

Bogotá, Colombia, 11 de septiembre de 2020.- Desde el miércoles la sociedad colombiana se manifiesta contra la brutalidad policial y la respuesta violenta de los uniformados ya ha provocado once muertes. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) condena este accionar e insta a las autoridades a cuidar la vida de sus ciudadanos, incluidxs lxs trabajadorxs de prensa.

Ante la represión de la policía colombiana a las marchas organizadas en las principales ciudades de ese país durante las últimas 48 horas para protestar, precisamente, por la brutalidad de esta fuerza de seguridad, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) expresa su preocupación por la violencia profusamente registrada en videos que registran los excesos hacia la sociedad civil en general y lxs periodistas en particular por parte de los agentes.

En los mencionados audiovisuales se observa a policías violentando a manifestantes y trabajadorxs de prensa aún bajo aviso de que están siendo grabados por otrxs ciudadanxs. Por el accionar policial ordenado en las grandes urbes colombianas hay, hasta el cierre de este artículo, un total de once personas muertas.

Durante años la FIP ha dado cuenta de irregularidades, excesos e injusticias cometidas desde el Estado para con la ciudadanía y especialmente lxs periodistas que allí se encargan de informar a la población. Sin ir más lejos, el mes pasado la Federación reportó sobre la histórica resolución de un tribunal colombiano a favor de una comunicadora. Según se dejó constancia en la investigación judicial, la periodista había sido amenazada, espiada y forzada al exilio por una entidad de seguridad del Estado luego de que investigara el asesinato de un activista político.

En este escenario, la FIP insta a las autoridades colombianas a resguardar la integridad y la vida de los ciudadanos que las han elegido y a tomar las decisiones necesarias para que, con claridad y sin demoras, las fuerzas del Estado cesen los excesos en su accionar.