Periodistas de Puerto Rico denuncian coartan libertad de prensa

Compartir en redes:
Puerto Rico, 05 de octube de 2020.-  La Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) repudió hoy las acciones de jefes de agencias gubernamentales de coartar el derecho a la libertad de expresión de los empleados que ofrecen información a reporteros.
En tal sentido, destacó la Asppro, el sindicato que representa a los empleados del Departamento de Corrección y Rehabilitación denunció acciones del secretario Eduardo Rivera Juanatey, nominado a juez superior, dirigidas a un proceso administrativo para suspender de empleo y sueldo a la oficial correccional Jessica Martínez.
La amenaza del secretario Rivera Juanatey surgió, mediante un memo, ante la denuncia de Martínez, en calidad de presidenta de la Alianza Correccional Unida, del manejo inadecuado de los casos de Covid-19, que pone en riesgo la salud de los funcionarios de seguridad.
La carta de intención de suspensión de empleo es firmada por el funcionario y hace referencia a las expresiones que hiciera la líder sindical en dos entrevistas por supuestamente ‘comprometen la seguridad institucional’ y por ‘hacer expresiones desleales a la agencia’, al denunciar la forma en que Corrección manejaba la emergencia de Covid-19.
“Es totalmente inaceptable que exista todavía la práctica de acallar a los empleados públicos que ofrecen información pertinente para el pueblo; conversé con los periodistas y leí los artículos y en nada se sostienen las alegaciones del funcionario Rivera Janatey”, señaló Damaris Suárez, presidenta de la Asppro.
Resulta muy peligroso que un jefe de agencia intente intimidar a una empleada, por denunciar irregularidades, además de ser un ataque directo al derecho a la libertad de expresión, que cobija la constitución.
La líder de los periodistas puertorriqueños recordó que no es el único funcionario que ha impedido la libertad de expresión de los empleados, una situación que la Asppro ha denunciado en el pasado.
“Imponer sanciones de cualquier tipo, tener reglamentos que limiten de cualquier forma la libertad de expresión de los empleados no solo es ilegal, sino que mantiene la cultura de opacidad en el gobierno impidiendo que los ciudadanos tengan acceso a información que de su faz es pública, como es la forma en que se utilizan los recursos gubernamentales”, añadió.
De igual forma, la Asppro reiteró que nadie debe tener que esconderse para delatar situaciones que afectan al pueblo.
El gobierno tiene que poner un alto a esta práctica nefasta para los empleados públicos y para el país, ya que va en perjuicio del país, afirmó Suárez.