En lo que va del actual sexenio, suben los asesinatos de periodistas 30 por ciento en comparación de la administración anterior.

Compartir en redes:

12 de agosto 2021

La violencia y asesinatos contra periodistas no ha cesado con el sexenio de Andrés Manuel López Obrador; la amenaza de muerte contra la periodista Azucena Uresti y medios de comunicación nacionales por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) refuerzan la idea de que los agravios a los trabajadores de medio de comunicación no se acaban.

Organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos y libertad de expresión como el Comité para la Protección de Periodistas, Reporteros Sin Fronteras, Articulo 19, entre otros, ya han declarado que, durante la gestión de López Obrador, se mantiene el peligroso clima de seguridad para la actividad periodista en México

El director regional de Articulo 19, Leopoldo Maldonado declaró: “La amenaza del CJNG no es un hecho excepcional, es la regla, somos el país más peligroso para ejercer el periodismo en las Américas y uno de los más peligrosos del mundo”.

Foto tomada de la Sociedad Interamericana de Prensa

El Sindicato Nacional de Redactores de Prensa manifiesta su preocupación del alarmante incremento de agravios contra los trabajadores de los medios de comunicación, y  sostiene que la postura de la autoridad judicial, al no realizar las investigaciones judiciales correspondientes y castigar a los autores materiales  e intelectuales de los asesinatos de periodistas, se ha constituido  un aliciente para los crímenes de periodistas y defensores de derechos humanos y contribuye a perpetrar el clima de impunidad en México, pues el número de periodistas asesinados derivado de su labor informativa en lo que va del gobierno de López Obrador es superior en 31.2 por cierto a comparación del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

De diciembre de 2018 hasta la fecha, se han registrado 45 periodistas asesinados y 68 defensores de los derechos humanos, cifra que se asemeja a los casos registrados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) del sexenio de Peña Nieto con 52 asesinatos a periodistas y de Felipe Calderón con 52 casos de asesinato.

Los asesinatos de comunicadores del año 2020 fueron de 19 al menos y en lo que va de este año asciende a 6 asesinatos más, todo ello en un clima de impunidad de más de 90 por ciento, no contando los agravios que se han presentando en contra del periodista, como amenazas de muerte, privación de la libertad ilegal, despojo de sus herramientas de trabajo, entre otros.