La violencia contra periodistas en Brasil va en aumento.

Compartir en redes:

Cuidad de México, 13 de septiembre del 2021; Según los casos registrados por la Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ) en Brasil, durante el 2020 se presentaron 428 agravios a periodistas.

Los comunicadores se han visto vulnerables al realizar su labor periodística durante la pandemia por COVID – 19, debido a que, periodistas y comunicadores se vieron obligados a trabajar sin las precauciones y medidas necesarias. Como consecuencia, el número de decesos por COVID – 19 durante el 2020 y en lo compete del 2021 asciende a más de 270.

La federación Internacional de Periodistas (FIP) ha manifestado su preocupación ante la situación.

En las noticias más recientes, se informó de tres amenazas a periodistas en diferentes estados de Brasil, incluye el caso del reportero gráfico Edmar Barros y el periodista Alexandre Aprá, que denunciaron los agravios que han padecido recientemente.

Edmar Barros, fue amenazado a través de un mensaje de Facebook, este hecho fue a raíz del trabajo de estudio fotográfico de incendios en el Estado de Amazonas que realizó. Alexandre Aprá por su parte, acusó al mandatario Mato Grosso, Mauro Mendes y a su esposa, por estar involucrados en los mensajes coercitivos que recibió luego de que publicara un informe, sobre los gastos en publicidad del funcionario.

Otra circunstancia que cabe destacar, es que los periodistas están siendo atacados mientras cubren acontecimientos que se desarrollan en las calles, tal es el caso de las manifestaciones que se han presentado en apoyo al presidente Jair Bolsonaro, quien ha sido acusado y denunciado por ataques directos a periodistas, con los que ha tenido diferentes situaciones donde el mandatario ha sido incomodado, ejemplificando el caso de la periodista Laurene Santos luego de que le preguntara porque no llevaba puesto el cubrebocas, en una reunión oficial y recibiera una respuesta violenta por parte del mandatario.

Los partidarios del presidente Bolsonaro, realizaron agravios contra los reporteros Luis Enrique Almeida y Lázaro dos Santos Wanderley Filho, del medio Band Amazonas, tales como fueron como gritarles, aventarles latas de cerveza, y someterlos a intimidaciones. Las periodistas Iracema Almeida del Jornal A União y Sandra Macêdo de Radio 98 FM sufrieron ataques parecidos en una de las movilizaciones anteriores en el Estado de Paraíba.

La FENAJ, declaró que durante el 2020 hubo un aumento de 105% en agravios y ataques a comunicadores respecto al año 2019. Las cifras subieron considerablemente por la pandemia por COVID – 19, donde los periodistas han padecido de escases de herramientas y precauciones para realizar su trabajo. Esta desconsideración, afecta de una forma indirecta a la labor periodística, aumentando la violencia y agravios que se efectúan de forma directa.

Es una situación preocupante y se necesita consideración, apoyo y protección para los/as periodistas en Brasil, para que puedan realizar su trabajo de forma segura, sin arriesgar su salud, vida e integridad.