Rescate de Radio Educación

Compartir en redes:

*Por Salomé Mendoza

Ciudad de México, a 21 de septiembre de 2020.- Ejemplo y modelo para otras emisoras, la historia de Radio Educación ha sido acotada por la precariedad, a pesar de haberse construido una trayectoria con fundamento en una clara visión comunitaria, Radio Educación continúa un inexplicable confinamiento en los márgenes de la reducción presupuestal y el atraso tecnológico.

Esto también se ve reflejado en sus frecuencias: 96.5 de FM en la CDMX, cuya baja potencia de transmisión no alcanza a cubrir el área metropolitana; las concesiones “Kukulkán”, en la ciudad de Mérida, Yucatán, imposibilitada para concretar transmisiones en vivo por falta de personal y presupuesto; el caso de las señales de Morelia, Michoacán y Hermosillo, Sonora que a la fecha siguen estancadas sin ver su salida al aire, y la frecuencia de Onda Corta, limitada a reducir su potencia por las noches por fallas en el transmisor.

Punto aparte merece la Planta transmisora de Radio Educación donde el arduo esfuerzo e ingenio de los trabajadores mantienen en funcionamiento el transmisor.

Los recursos asignados a la emisora cultural de México han decrecido gradualmente hasta resultar insuficientes, y hoy día con la pandemia de Covid 19, el cuadro se ha vuelto insostenible hasta tocar puntos críticos obligando a sus trabajadoras y trabajadores a alzar la voz nuevamente más allá de sus micrófonos.

Sin soslayar su proceso y papel histórico, Radio Educación ha acompañado el cambio político de nuestro país y al interior ha vivido el paso de diferentes administraciones y sus promesas, sin que esto haya redundado en mejoras a su infraestructura.

Generadora de pensamiento crítico, defensora y difusora de la diversidad cultural de México, Radio Educación merece un mejor presente y esto sólo será posible a través de la atención inmediata a sus necesidades y que ello redunde en la construcción de un futuro aún más brillante, cuyos efectos repercutirán sin duda, en beneficio de la sociedad y el país.

Este es nuestro llamado a las audiencias y a la sociedad, cuyo propósito es dar a conocer las condiciones actuales de Radio Educación que, a pesar del reto que ha significado la pandemia se ha sostenido en el compromiso de informar de manera diferente, oportuna y puntual.

Las trabajadoras y los trabajadores de Radio Educación, exigimos a las autoridades tomar las medidas correspondientes para cambiar el rumbo de la emisora cultural de México que merece instalaciones, equipamiento, actualización tecnológica y condiciones salariales dignas, acordes a la trayectoria que la caracteriza.

¡Rescatemos Radio Educación!

*Información tomada del perfil personal de la autora. Se reproduce con fines solidarios y de divulgación.